Nuestro equipo de psiquiatría y salud mental está especializado en el tratamiento de los trastornos alimenticios para que puedas recuperar el equilibrio con apoyo en Barcelona.

Los trastornos de la alimentación se refieren a una alteración de la relación con la comida, que altera significativamente tanto la salud física como la adaptación psicosocial. Se presentan de diversas formas y pueden aparecer a cualquier edad, especialmente en adolescentes y adultos jóvenes. El diagnóstico debe realizarlo un psiquiatra para estudiar la estrategia terapéutica y elaborar un plan de tratamiento personalizado.

Hoy en día, hay más personas afectadas por un trastorno alimentario que nunca, la gran mayoría de las cuales son mujeres adolescentes o adultas jóvenes.

Si usted mismo sufre un trastorno alimenticio o si alguien cercano a usted tiene síntomas de un trastorno alimenticio, no espere a pedir una cita con uno de nuestros especialistas para recibir atención personalizada. La detección y el tratamiento deben realizarse lo antes posible para aumentar las posibilidades de éxito.

Reembolso
Póngase en contacto con nosotros para obtener más información sobre la cobertura de su mutua.

¿Qué son los trastornos alimenticios?

Existen cuatro tipos de trastornos alimenticios definidos médicamente: anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, trastorno por atracón y trastornos alimentarios no especificados.

Anorexia

La anorexia nerviosa suele comenzar en la pubertad y afecta sobre todo a las mujeres.

Este trastorno alimentario consiste en dejarse llevar por el hambre y suele incluir otros comportamientos o signos como:

  • Miedo a engordar a pesar de tener un peso inferior al normal
  • Una necesidad absoluta de perder peso
  • Preocupación por la imagen corporal
  • Imagen corporal distorsionada (dismorfofobia)
  • Obsesión por la comida y su valor calórico
  • Baja autoestima

La anorexia es un trastorno especialmente grave, ya que en los 10 años siguientes a la aparición de la enfermedad, aproximadamente el 10% de los anoréxicos morirán a causa de la enfermedad y sus complicaciones, incluido el suicidio.

 

"Si notas signos de anorexia en un ser querido o en ti mismo, es importante buscar ayuda. Con el tratamiento adecuado, la recuperación es posible"

- Dr. Elvira Herrería, nuestro psiquiatra

Bulimia

La bulimia consiste en un impulso irresistible de comer mucho e impulsivamente, seguido de comportamientos destinados a evitar el aumento de peso: vómitos inducidos, uso de laxantes, diuréticos, ayuno, ejercicio físico intenso.

El peso de la persona es normal o ligeramente inferior al normal, lo que puede ayudar a ocultar el trastorno a los demás. Sin embargo, la bulimia nerviosa es también un trastorno grave que requiere tratamiento profesional.

Hiperfagia (atracones)

Los atracones se definen como el consumo de una cantidad muy grande de alimentos en un periodo corto de tiempo. Sin embargo, a diferencia de la bulimia, estas ingestas de alimentos no van acompañadas de un comportamiento destinado a evitar el aumento de peso (vómitos inducidos, toma de laxantes, etc.).

Por lo tanto, la hiperfagia puede provocar sobrepeso u obesidad.

Trastornos alimentarios no especificados

Los trastornos alimentarios no especificados incluyen problemas que no cumplen precisamente los criterios de los trastornos alimentarios específicos, como la anorexia nerviosa, la bulimia y los atracones.

El trastorno alimentario no especificado incluye varios perfiles: anorexia y bulimia nerviosa (de duración y/o frecuencia limitada), síndrome de atracones atípicos no controlados (de duración y/o frecuencia limitada), mericismo, atracones nocturnos y ortorexia.

Es importante tomar estos problemas con la misma seriedad que otros trastornos alimenticios.

¿Cuáles son las causas de los trastornos alimenticios?

El comportamiento alimentario depende de factores genéticos y psicológicos individuales, pero también está influenciado por factores ambientales, familiares y socioculturales.

Los trastornos alimentarios que conducen a la bulimia nerviosa y al trastorno por atracón son, por tanto, el resultado de múltiples factores.

Ciertos rasgos de la personalidad, como el perfeccionismo, la necesidad de control o de atención y la baja autoestima, se encuentran con frecuencia en las personas que sufren trastornos alimentarios. Asimismo, los traumas o los acontecimientos vitales difíciles pueden desencadenar el trastorno o agravarlo.

Estos trastornos suelen aparecer en la adolescencia.

Trastornos de alimentación

¿Cómo prevenir la aparición de los TCA?

En la sociedad actual, centrada en la imagen y la apariencia, es difícil prevenir la aparición de trastornos alimentarios. Sin embargo, hay una serie de factores que pueden ayudar a los niños a sentirse bien consigo mismos, para que no desarrollen ciertos complejos físicos:

  • Fomentar la adopción de una dieta equilibrada y diversificada desde una edad temprana.
  • Hacer de la hora de la comida un momento de convivencia y de compartir
  • Evitar que los niños se preocupen por su peso
  • Promover la autoestima y reforzar una imagen corporal positiva

Si tienes dudas sobre los hábitos alimentarios de tu hijo, no esperes a consultar al médico.

¿Cómo se tratan los trastornos alimentarios en Turó Park Medical Clinic?

Los objetivos del tratamiento son restablecer la salud física y psicológica, conseguir y mantener un peso más saludable y normalizar los hábitos alimentarios.

Durante el tratamiento inicial de un trastorno alimentario, se recomienda realizar una evaluación global e integral del paciente, combinando una evaluación somática, nutricional y psicológica, incluyendo la dinámica familiar y social.

A continuación, en función del diagnóstico del médico, se pueden considerar varios enfoques.

A nivel psicológico:

Desde el punto de vista nutricional, debe establecerse una reeducación nutricional y dietética para reintroducir una dieta normal de forma progresiva, subrayando especialmente el carácter sociable de las comidas y el placer de compartir los alimentos.

 

"El objetivo del tratamiento nutricional y dietético de los pacientes con trastornos alimentarios es el restablecimiento de una relación normal con la nutrición a través de la reintroducción de los alimentos evitados, la reanudación de un patrón de alimentación regular y el aprendizaje de prácticas culinarias."

-Cathy Morghese, nuestro nutricionista

 

En los casos graves de anorexia o bulimia, cuando la persona está muy desnutrida o tiene riesgo de suicidio o de autoagresión, a veces es necesaria la hospitalización.

Sin embargo, no existe un tratamiento farmacológico específico para los trastornos alimentarios.

Trastornos alimentarios: nuestras respuestas a las preguntas más frecuentes

Existen tres tipos principales de trastornos alimenticios: anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y atracones. También se conocen como trastornos alimenticios no especificados.
La atención multidisciplinar suele funcionar bien: psiquiatra, psiquiatra o psicólogo infantil, médico de cabecera, grupo de discusión, relajación, autoexpresión y conciencia corporal, seguimiento dietético, terapia familiar, etc.
El seguimiento de las personas que sufren trastornos alimenticios es multidisciplinar (psiquiatra, pediatra, médico de cabecera, psicólogo, dietista). Empieza por consultar a alguien con quien te sientas cómodo y seguro, la mayoría de los profesionales podrán hacer el mejor tipo de derivaciones para que recibas la atención que necesitas.
La bulimia se caracteriza por la ingesta compulsiva de grandes cantidades de comida seguida de un comportamiento compensatorio (vómitos, toma de laxantes, ayuno o ejercicio físico excesivo, etc.).
En el caso de los atracones y la bulimia, la persona come grandes cantidades de comida muy rápidamente. Pero sólo la persona bulímica vomita como resultado de esta ingesta.

 

Nuestro psiquiatra

Dr. Elvira Herrería

Psiquiatra 🇬🇧 🇪🇸
Tratamiento de enfermedades mentales leves y graves
Tratamiento de las adicciones
Psiquiatría infantil
Depresión, ansiedad, trastorno bipolar
Ver el perfil