¿Buscas un neurólogo en Barcelona?

Un neurólogo es un médico especializado en enfermedades del sistema nervioso.

Si padeces migrañas, problemas de sueño, problemas de memoria o una enfermedad degenerativa como Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica (ELA o enfermedad de Charcot) o epilepsia, no dudes en pedir cita con nuestro neurólogo.

En función de tu examen clínico, tus síntomas y tus antecedentes, podrá prescribirte pruebas complementarias, como un electroencefalograma o un escáner cerebral, para establecer un diagnóstico y proponerte un plan de tratamiento adecuado.

¡Acelera tu tratamiento!

Para concertar una cita o hablar con un miembro de nuestro equipo, ponte en contacto con nosotros a través de las siguientes opciones.

neurologue

Nuestros servicios de neurología

Tratamiento de migrañas y cefaleas

Las migrañas y las cefaleas pueden ser más o menos intensas, de duración variable y, a veces, ir acompañadas de otros síntomas.

Problemas de sueño

Un trastorno del sueño puede afectar a tu salud general, tu seguridad y tu calidad de vida. La falta de sueño puede afectar a la capacidad para conducir con seguridad y aumentar el riesgo de padecer otros problemas de salud.

¿Por qué consultar a un neurólogo?

En la mayoría de los casos, es el médico de cabecera quien deriva al paciente al neurólogo.

Pero también puedes optar por acudir directamente al neurólogo. Está indicado consultar a un neurólogo en caso de :

  • dolor persistente
  • migrañas
  • epilepsia
  • problemas de memoria
  • trastornos sensomotores
  • seguimiento tras un ictus
  • enfermedades progresivas (Alzheimer, Parkinson, Charcot y esclerosis múltiple).

La neurología es la especialidad médica dedicada a las enfermedades neurológicas. Por lo tanto, se ocupa de toda una serie de patologías como:

  • pérdida de conciencia
  • crisis epilépticas
  • déficits intelectuales y de memoria
  • enfermedad de Alzheimer y otras demencias
  • la enfermedad de Parkinson
  • esclerosis múltiple
  • parálisis transitoria o permanente
  • trastornos del equilibrio y de la marcha
  • migrañas
  • neuralgia facial
  • temblores
  • tumores cerebrales
  • enfermedades musculares como las miopatías o la miastenia (caracterizadas por debilidad muscular).

¡Tu salud es nuestra prioridad!

Nuestro departamento de neurología te da la bienvenida para el diagnóstico y tratamiento de todos tus problemas neurológicos.

nutrition ménopause

¿Cómo funciona una consulta con el neurólogo?

Una consulta de neurología suele durar entre 45 minutos y hora y media. En primer lugar, el neurólogo entrevista al paciente con preguntas básicas (edad, tratamientos, antecedentes, profesión, etc.) y, a continuación, procede al examen en función de los síntomas descritos.

El neurólogo puede examinar en particular el plano motor. Estas pruebas analizan la fuerza de los músculos del paciente:

  • Maniobras de Barré, Mingazzini y Barré en los miembros superiores: permiten comprobar si el paciente presenta algún déficit motor.
  • Pruebas musculares: se estima el tono muscular mediante la movilización pasiva de los miembros.
  • Reflejos osteotendinosos: con un martillo de reflejos, el neurólogo golpea el tendón del paciente. A continuación, observa la respuesta de los músculos.
  • Pruebas de los nervios craneales: el neurólogo pide al paciente que realice algunas pruebas de movimiento.

Una vez finalizado el examen del plano motor, el médico evalúa la sensibilidad del paciente. Para esta parte, se miden las cuatro extremidades, el tronco y la cara. El neurólogo hace preguntas sobre lo que siente el paciente cuando toca o intenta mover una parte del cuerpo.

Otro paso de la consulta neurológica es el estudio del campo visual. El paciente mira fijamente a la nariz del neurólogo. El examinador agita dos dedos en los cuatro cuadrantes del campo visual para que el paciente los coja mientras se mueven. Este ejercicio revela una hemianopia lateral homónima, una anulación izquierda o derecha del campo visual. El profesional también puede comprobar la memoria y la orientación en el tiempo y el espacio.

 

¿Cómo prepararse para una consulta de neurología?

Antes de acudir a la cita con el neurólogo, es importante llevar recetas recientes, radiografías, escáneres o resonancias magnéticas.

No es necesaria ninguna preparación.

Nuestra neuróloga multilingüe

Dr. Georgina Figueras

Neuróloga
🇬🇧 🇪🇸 🇵🇹
Ver perfil

Dr. Roberto Lastra

Neurocirujano
🇬🇧 🇪🇸
Ver el perfil

Nuestras respuestas a las preguntas más frecuentes sobre neurología

¿Quién tiene más riesgo de desarrollar una enfermedad neurológica?

Las personas mayores de 50 años y, sobre todo, las que tienen antecedentes familiares, son las que corren más riesgo de padecer trastornos neurológicos. También deben tenerse en cuenta factores de riesgo vascular como la hipertensión, la diabetes, el colesterol, el tabaquismo y el alcohol.

¿Para qué sirve el sistema nervioso?

El sistema nervioso interviene en nuestro organismo a distintos niveles. Interviene en la conciencia, la vigilia, el sueño, las funciones intelectuales, el lenguaje y la percepción sensorial. El sistema nervioso se compone de tres partes: el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), el sistema nervioso periférico (nervios craneales y extremidades) y el sistema vegetativo (funcionamiento automático de los órganos).

¿Qué diferencia hay entre un neurólogo y un neurocirujano?

El neurólogo no realiza intervenciones quirúrgicas, sino que examina a los pacientes y diagnostica sus dolencias basándose en exámenes clínicos para evaluar las disfunciones. Una vez que el neurólogo ha hecho un diagnóstico, puede remitir al paciente a un neurocirujano. Este último tiene diferentes áreas de especialización. Puede estar especializado en neurocirugía craneal, espinal o pediátrica. A diferencia del neurólogo, el neurocirujano realiza operaciones para tratar trastornos nerviosos. Elabora una evaluación preoperatoria para estimar el protocolo médico que debe seguirse. Tras la operación, realiza un seguimiento postoperatorio para comprobar su eficacia y la remisión del paciente.