¿Necesita realizar una prueba de ETS en Barcelona?

El término "enfermedades de transmisión sexual" (ETS) o "infecciones de transmisión sexual" (ITS) abarca docenas de afecciones causadas por virus, bacterias o parásitos que pueden transmitirse durante las relaciones sexuales. Estas infecciones no siempre causan síntomas, por lo que la realización de pruebas diagnósticas (cribado) es esencial para prevenir la transmisión de las enfermedades.

Dependiendo de la ITS, se pueden utilizar diferentes tipos de exámenes para el cribado y el diagnóstico: examen clínico de los genitales, toma de muestras locales, análisis de orina con cultivo o análisis de sangre. En cualquier caso, en Turó Park Medical Center contamos con el equipo necesario para realizar las pruebas de ETS/ITS más comunes. No dudes en pedir cita ahora para programar tu cribado de forma confidencial y fiable.

Seleccione una opción

 

SEGUROS
No dude en ponerse en contacto con nosotros para obtener más información sobre seguros privados y reembolso.

¿Cuáles son las principales infecciones de transmisión sexual (ITS)?

Existe una gran variedad de ITS/ETS con diferentes características y sintomatología. Entre las más comunes están:

  • Virus del VIH o del SIDA
  • Hepatitis B
  • Sífilis
  • Chlamydia
  • Linfogranulomatosis venérea (LGV)
  • Herpes genital
  • Infección por el virus del papiloma humano (VPH)
  • Gonorrea o Blenorragia
  • Vaginitis/triconomiasis
  • Infecciones por micoplasma, causadas por diferentes bacterias
  • Algunas micosis vulvovaginales.

Entre estas enfermedades, algunas son leves pero pueden dar lugar a complicaciones, incluida la transmisión materno-fetal provocando daños en el recién nacido en caso de embarazo, mientras que otras son más graves, como en el caso del sida o la hepatitis B. También es importante señalar que todas las ITS debilitan las membranas mucosas y aumentan considerablemente el riesgo de contraer el virus del SIDA.

 

¿Cómo funcionan las pruebas de ETS?

Algunas enfermedades, como el herpes genital, pueden detectarse mediante un examen clínico de los genitales. Cuando el aspecto de las lesiones deja dudas, se puede tomar una muestra para confirmar el diagnóstico.
Los análisis de orina se utilizan para detectar la clamidia y la gonorrea.
La tricomoniasis y el VPH se detectan mediante un hisopo genital, para tomar una muestra de la secreción.
El prueba diagnóstica de la hepatitis B o C, el VIH o la sífilis se realiza mediante la toma de una muestra de sangre, normalmente a partir de la sexta u octava semana después de haber mantenido relaciones sexuales de riesgo.

 

 

 

dépistage ist

¿Cuándo deben realizarse las pruebas de ETS?

La mayoría de las veces, las pruebas de ETS se realizan a petición del paciente, debido a la aparición de síntomas como:

  • Problemas urinarios,
  • Secreciones vaginales inusuales,
  • Irritación, ardor u hormigueo en la zona genital,
  • Dolor durante las relaciones sexuales,
  • Dolor pélvico,
  • La aparición de pequeños granos o verrugas en los genitales,
  • Fatiga severa o náuseas.

También es posible someterse a la prueba después de haber mantenido relaciones sexuales sin protección, aunque no haya ningún síntoma en particular.

Por último, en el contexto del control del embarazo, algunas pruebas de detección son obligatorias (sífilis, hepatitis B), mientras que otras son muy recomendables (VIH).

¿Qué ocurre en caso de un resultado positivo?

Si su prueba de ETS es positiva, su médico del Turó Park Medical Center le explicará los resultados y las diferentes opciones de tratamiento disponibles para usted.

En caso de ser seropositivo en VIH, se puede considerar una combinación de tratamientos (triple terapia) de por vida para ayudar a detener la progresión de la enfermedad. Sin embargo, el virus no puede ser eliminado.

Para tratar la sífilis, se suelen prescribir antibióticos, con un muy buen pronóstico de recuperación. Las parejas sexuales también deben ser tratadas.

En el caso de la vaginitis por tricomonas, la gonorrea, la linfogranulomatosis venérea o las infecciones por micoplasma, los antibióticos son también el tratamiento más habitual.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el virus del herpes genital no se puede eliminar. Sin embargo, el tratamiento puede aliviar el dolor y limitar la duración e intensidad del herpes en caso de ataque.

Por último, en la mayoría de los casos, la hepatitis B se cura espontáneamente, pero en algunos casos puede convertirse en una enfermedad crónica.

Dr. Marie Borgne-Renié

Médico Generalista 🇬🇧 🇪🇸 🇫🇷
Ver Perfil