Cuide de la salud de sus hijo con nuestro neumólogo pediatra en Barcelona.

Ofrece diagnóstico, tratamiento y seguimiento de neumología pediátrica

La neumología pediátrica es una especialidad médica dedicada a las afecciones y enfermedades que afectan a las vías respiratorias de los niños (bronquitis, bronquiolitis, asma, neumonía, etc.). En Turó Park Medical Clinic, nuestros pediatras especializados ofrecen una atención personalizada para todos los problemas respiratorios de los más pequeños en cuanto a diagnóstico, tratamiento y prevención.

¿Cuál es la particularidad del sistema respiratorio de un niño?

En los niños, las cavidades y los tubos que componen el sistema respiratorio son más estrechos que los de los adultos. En cuanto aparece una afección que favorece la secreción de moco, las consecuencias son mayores y las dificultades respiratorias más frecuentes.

Además, en los niños pequeños, la eliminación de las secreciones nasales y faríngeas es más compleja porque todavía no saben sonarse correctamente y pasan gran parte del día tumbados, lo que favorece el estancamiento en la garganta posterior.

Por último, el sistema inmunitario de los niños es inmaduro, ya que aún no ha desarrollado la resistencia a muchas afecciones víricas, por lo que las infecciones respiratorias pueden aparecer con más facilidad que en los adultos.

Por lo tanto, un cuidado adecuado es esencial para prevenir y desear las dolencias respiratorias en los pacientes más jóvenes.

 

El rol del pediatra es:

  • Realizar una evaluación respiratoria
  • Realizar pruebas adicionales (espirometría, pruebas de alergia, prueba de aliento, radiografía de tórax, etc.)
  • Ofrecer cuidados adaptados a las necesidades del niño
  • Derivar, si es necesario, a otros especialistas

Si buscas un pediatra especializado en neumología para tu hijo, no dudes en pedir cita con uno de los pediatras de Turó Park Medical Clinic. Están altamente cualificados, además de dar confianza, y sabrán tranquilizar a su hijo para ofrecerle una atención completa y adaptada a sus necesidades.

Las principales razones para consultar a un especialista en neumología pediátrica son:

La bronquitis, en la mayoría de las veces, es la inflamación de los bronquios de origen viral que es muy frecuente en los niños. Se manifiesta principalmente por una tos intensa que suele ir acompañada de una sensación de ardor en el pecho, fiebre y malestar general.

La bronquitis evoluciona espontáneamente hacia la recuperación en los niños sanos, pero se pueden prescribir algunos medicamentos para mejorar el confort del paciente: antipiréticos en caso de fiebre y eventualmente broncodilatadores.

La bronquiolitis es una enfermedad respiratoria muy contagiosa que afecta principalmente a los bebés: alrededor del 30% de los niños menores de 2 años se ven afectados por la bronquiolitis cada año. Los síntomas de la bronquiolitis son similares a los de un resfriado común, salvo que la tos suele ir acompañada de sibilancias o respiración rápida, o tensión cerca de las costillas.

En caso de infección de bronquiolitis, es importante aliviar la congestión nasal con enemas y controlar la progresión de la enfermedad. En los niños pequeños, puede causar importantes dificultades respiratorias que requieren tratamiento con broncodilatadores, o incluso oxígeno.

En los niños, al igual que en los adultos, el asma puede manifestarse de forma crónica, a lo largo de todo el año, o en crisis, generalmente ligadas a factores ambientales (alergias en particular), infecciosos o durante un esfuerzo o actividad mayores. Las crisis suelen ser más frecuentes por la noche y a primera hora de la mañana.

Los síntomas que se experimentan durante un ataque de asma suelen incluir diversos grados de dificultad para respirar, sensación de asfixia, sibilancias y, a veces, tos seca.

Para diagnosticar el asma en los niños pueden ser necesarios varios exámenes (examen clínico, radiografía de tórax, espirometría, pletismografía, evaluación alérgica, etc.) y el tratamiento dependerá de la gravedad de la enfermedad.

La apnea del sueño es una obstrucción parcial o total de las vías respiratorias superiores durante el sueño. Se calcula que entre el 2 y el 4% de los niños padecen apnea del sueño.

Algún signo puede alertar a los padres y en particular:

  • Ronquidos fuertes por la noche
  • Sudoración excesiva
  • Respirar con la boca abierta
  • Un sueño agitado o muchos despertares
  • Dolores de cabeza al despertar

En los más jóvenes, la apnea del sueño puede estar relacionada con un aumento del volumen de las adenoides. En caso de duda, no dude en pedir cita a un pediatra especializado.

La fibrosis quística es una enfermedad crónica que provoca graves problemas respiratorios, que tienden a empeorar con la edad. En los niños muy pequeños, las infecciones respiratorias suelen ser más numerosas que en un individuo sano, y la mayoría de las veces se añaden otros síntomas, como falta de aire o incluso insuficiencia respiratoria. La fibrosis quística también se acompaña de complicaciones digestivas (alteración de la digestión de las grasas, reflujo gastroesofágico, etc.).

Un seguimiento médico regular es necesario para prevenir y diagnosticar una recaída, un agravamiento o una posible complicación de la enfermedad, pero también para controlar el crecimiento general del joven paciente.

neumología pediátrica

Turó Park Medical Clinic cuenta con todo el material, equipo y experiencia necesarios para realizar un examen completo del sistema respiratorio de su hijo. No dude en ponerse en contacto con nosotros para obtener más información.

 

Nuestra pediatra

Dr. Laura Garriga

Pediatra 🇬🇧 🇪🇸 🇫🇷
Pediatría General
Neumología Pediátrica
Fibrosis Quística
Ver el perfil