¿Cómo evitar los problemas ginecológicos durante el verano?

En verano, el calor, la humedad y los cambios de alimentación pueden provocar pequeños desequilibrios en la flora vaginal, lo que se traduce en picores y hormigueos que suelen ser desagradables. Para evitar la vaginosis bacteriana y la candidiasis vaginal, sigue los consejos de los ginecólogos de Turó Park Dental & Medical Center.

Vaginosis, candidiasis... ¿Qué son?

Vaginosisgynecological problems

La vaginosis bacteriana es una infección vaginal generalmente benigna, relacionada con un desequilibrio de la flora microbiana de la vagina. Suele afectar a las mujeres menopáusicas, que suelen sufrir sequedad vaginal. La bacteria más comúnmente implicada es la Gardnerella vaginalis, pero otros gérmenes también pueden causar vaginosis: bacteroides, mobilincus, atopobium, etc.

La vaginosis se manifiesta con un flujo vaginal blanco-grisáceo, a menudo abundante y de olor desagradable. El picor, el eritema y la hinchazón son menos frecuentes.

Candidiasis vaginal

La candidiasis vaginal también es una infección ginecológica común, pero está relacionada con el crecimiento de un hongo, casi siempre Candida albicans. Las personas con diabetes y las mujeres embarazadas se ven afectadas con mayor facilidad porque los hongos son especialmente aficionados al azúcar y a los estrógenos.

Los síntomas más comunes de esta infección son

  • Flujo blanco abundante;
  • Picor y dolor en la vulva;
  • Sensación de ardor durante las relaciones sexuales o al orinar.

¿Cómo se trata una infección vaginal?

Si sospechas que tienes una infección vaginal, lo mejor es que pidas cita con un ginecólogo para que te tome una muestra vaginal. Así podrá determinar si se trata de una vaginosis o una micosis y elegir el tratamiento más adecuado. Los síntomas de estas enfermedades son bastante similares y es fácil confundirlas.

Si se trata de una vaginosis bacteriana, el médico probablemente te recetará un antibiótico (como metronidazol o clindamicina) por vía oral o en forma de óvulos.

La candidosis, por el contrario, se trata con cremas locales y cápsulas vaginales antimicóticas de la familia de los imidazoles (como Econazole, Lomexin).

Nuestros consejos para evitar problemas ginecológicos este verano

gynecological problems

Los hongos adoran los ambientes cálidos y húmedos. Para evitar las micosis y otros problemas ginecológicos este verano, le recomendamos que:

  • Evita llevar el traje de baño mojado durante varias horas
  • Dúchate después de nadar para eliminar la arena y la sal, que son muy irritantes para la vulva
  • Lleva ropa holgada, preferiblemente de algodón
  • Evita las bragas sintéticas o de seda
  • Lávate la vulva todos los días con un producto adecuado

También puedes tomar probióticos vaginales como medida preventiva si eres propensa a la vaginitis recurrente.

Leave a Comment

(0 Comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *